Estuve en Atenas, pero nadie me conoció

Demócrito debió haber nacido alrededor del 460, en Abdera, ciudad tracia. Sócrates fue su contemporáneo, pero existe la sospecha de que éste lo ignoró, y un fragmento —el 116, ‘estuve en Atenas pero nadie me conoció’— así parece indicarlo. Platón, por su parte, no habla nunca de él si bien hay sobrados motivos para creer que está presente en su mente al leer muchos pasajes de sus diálogos, sobre todo el Timeo. Aristó­teles se mostró más generoso con Demócrito, pues lo cita con respeto y hasta con admiración. Lo mismo puede decirse de Epicuro y del poeta romano Lucrecio, quien lo utilizó como base filosófica de su hermoso poema De rerum natura.

Alfredo Llanos, Los presocráticos y sus fragmentos.

And then,

“La lista de obras adjudicadas a Demócrito pasan de sesenta, según Diógenes Laercio, quien reproduce una recopilación de los sabios alejandrinos. En el siglo I de nuestra era, época en que todavía existían algunos trabajos del abderita —cuya pérdida no se considera casual sino resultado de una sistemática destrucción— el erudito romano Trasilo, que vivió en el reinado de Tiberio, arregló los escritos de Demócrito en trece tetralogías de acuerdo con su contenido”.


Yesterday I watched Wonder Wheel —Woody Allen’s 2017 film. At 82 you have the brains and the will and the talent to make such a wonder —a bitter Allen, pure drama here, not redeeming humor, a superb work of art that goes to the deep of human nature, and yet so lightly, so nicely presented.

End of History

Gracias a la pandemia hemos descubierto, definitiva y concluyentemente, que el mayor logro de la humanidad, aquello que ha justificado la existencia del homo sapiens, el fin de la civilización, lo que da sentido a la vida y sin lo cual ésta no merece la pena vivirse, son la terraza y el bar de copas.

The Calibre Project

[randomly reading] is proving fun.

Julio César era calvo, y no podía ocultarlo con todos sus laureles. Ése fue siempre, tanto moral como físicamente, su lado descubierto. Sus enemigos podían decirle:

—Has conquistado la Galia, pero eres calvo. Has hecho frente a Pompeyo con las armas y a Cicerón con la palabra, pero, aun con todo eso, eres calvo.

Y él lo sentía así, yo creo, porque era un hombre vano: la cabeza de Julio César era como el talón de Aquiles.

G.K. Chesterton, LOS LIBROS Y LA LOCURA, Y OTROS ENSAYOS.

Politics is about getting and keeping political power. It is not about the general welfare of “We, the people.” When addressing politics, we must accustom ourselves to think and speak about the actions and interests of specific, named leaders rather than thinking and talking about fuzzy ideas like the national interest, the common good, and the general welfare. Once we think about what helps leaders come to and stay in power, we will also begin to see how to fix politics. Politics, like all of life, is about individuals, each motivated to do what is good for them, not what is good for others.

Bruce Bueno de Mesquita & Alastair Smith, THE DICTATOR’S HANDBOOK: WHY BAD BEHAVIOR IS ALMOST ALWAYS GOOD POLITICS.

Psicopolítica, by Bjung-Chul Han: “Todo dispositivo, toda técnica de dominación, genera objetos de devoción que se introducen con el fin de someter. La dominación aumenta su eficacia al delegar en cada uno la vigilancia. El me gusta es el amén digital. Cuando hacemos clic en el botón de ‘me gusta’ nos sometemos a un entramado de dominación.”

La Guerra de los Seis Días, by A.J. Baker:

“A las seis y media de la tarde, cuando entró en vigor el alto el fuego, los israelíes dominaban por completo las alturas del Golán y conducían sus vehículos en torno a las desiertas orillas orientales del mar de Galilea como si se hallaran en la avenida Dizengoff, en el corazón de Tel Aviv. La carretera de Damasco estaba abierta. La guerra había terminado”.

Of course, I don’t have any plan for surviving four years on one year of food. But one thing at a time here. For now, I’m well fed and have a purpose: fix the damn radio.

Andy Weir, THE MARTIAN.

Capitalism, as an institutional arrangement, has been singularly devoid of plausible myths; by contrast, socialism, its major alternative under modern conditions, has been singularly blessed with myth-generating potency.

Peter L. Berger, THE CAPITALIST REVOLUTION.

What about fiscal paradises in the XV century?

Aunque, en principio, unas mismas leyes tributarias regían para todo el territorio castellano, la distribución arbitraria de las cantidades que correspondían a cada región o lugar, la circunstancia de estar o no encabezadas las rentas reales, la posesión, por usurpación o justo título de muchas de ellas, por los señores territoriales, la índole de los arrendadores y exactores, unas veces ávidos y tiránicos, otras dispuestos a complacencias y rebajas por humanidad o por propio interés bien entendido, la existencia de tributos especiales a ciertas comarcas y villas, mientras otras disfrutaban de privilegios e inmunidades, creaban tal cúmulo de desigualdades que daban a la Hacienda castellana la imagen de un auténtico caos. A veces, bastaba desplazarse al pueblo inmediato para pagar la mitad o la cuarta parte que en su punto de origen, lo que debía determinar, como hemos notado en otra ocasión, continuas migraciones de la población rural y el abandono de las localidades menos favorecidas, transformadas en los centenares de despoblados cuyas ruinas aún salpican tantas de nuestras regiones.

INSTITUCIONES Y SOCIEDAD EN LA ESPAÑA DE LOS AUSTRIAS, by Antonio Domínguez Ortiz.

Regarding Cicero, Stefan Zweig writes

Per fi, el professor de la justícia terrenal ha après l’amarg secret que qualsevol home dedicat als afers públics al capdavall acaba sabent: que, a la llarga, no es pot defensar la llibertat de les masses, sinó només la pròpia, la llibertat interior.

MOMENTS ESTEL·LARS DE LA HUMANITAT.

Till next round, have a good time!

The Straussian Way

In a considerable number of countries which, for about a hundred years, have enjoyed a practically complete freedom of public discussion, that freedom is now suppressed and replaced by a compulsion to coordinate speech with such views as the government believes to be expedient, or holds in all seriousness. It may be worth our while to consider briefly the effect of that compulsion, or persecution, on thoughts as well as actions.

First paragraph of Leo Strauss’s essay Persecution and the Art of Writing. More needed than ever. Time has come to again speak, write, film, act innuendo-ish and listen, read, watch, understand beyond words, scripts, behaviors. Outspoken opposition is no longer possible nor advisable. Time to go deep and subvert, the Straussian way.