Noise and wrangling without improvement or information

Otro abuso de las palabras, más general, aunque quizás menos observado, estriba en que las personas, al asociarlas a ciertas ideas durante un uso continuo y familiar, tienden a imaginar que existe una conexión tan estrecha y necesaria entre los hombres y el significado que les dan que se precipitan a suponer que uno no puede sino entender lo que ellas quieren decir; y por tanto, que debe aceptar las palabras pronunciadas como si estuviera fuera de toda duda que, en el uso de esos sonidos comunes, el hablante y el oyente han de tener las mismas precisas ideas. Whence presuming, that when they have in discourse used any term, they have thereby, as it were, set before others the very thing they talked of. And so likewise taking the words of others as naturally standing for just what they themselves have been accustomed to apply them to, they never trouble themselves to explain their own, or understand clearly others’ meaning.

From whence commonly proceeds noise, and wrangling, without improvement or information; pues las personas toman las palabras por las marcas constantes y regulares de nociones aceptadas, cuando en verdad no son sino los signos voluntarios e inestables de sus propias ideas. And yet men think it strange, if in discourse, or (where it is often  absolutely necessary) in dispute, one sometimes asks the meaning of their terms: though the arguings one may every day observe in conversation make it evident, that there are few names of complex ideas which any two men use for the same just precise collection.

Or not:

Por lo general, la gente tiene concepciones toscas y confusas a las que aplica las palabras comunes de su lengua, y con ese uso vago se las apaña en sus coloquios o en sus asuntos habituales.

Nor for easy living either:

Pero esto no basta para la investigación filosófica. El saber y el razonamiento requieren ideas precisas y determinadas. Y aunque las personas no quieran ser tan inoportunamente simples como para no entender lo que dicen los demás sin pedir una explicación de sus términos, ni tan molestamente críticos como para corregir a otros el uso de las palabras que reciben de ellos, aun así, en lo que atañe a la verdad y el conocimiento no veo qué problema hay en pedir la explicación de palabras cuyo sentido resulte dudoso, ni por qué una persona debería avergonzarse de admitir su ignorancia del sentido en que otra empleas las palabras, puesto que no tiene otras forma de saberlo sino siendo informada.

And women:

Este abuso de fiarse sin más de las palabras en ningún sitio se ha extendido tanto , ni con efectos tan perjudiciales, como entre los hombres de letras. La multiplicación y persistencia de las disputas que han arrasado el mundo intelectual se deben ni más ni menos que al mal uso de las palabras. Pues aunque por lo general se crea que hay gran diversidad de opiniones en los volúmenes y gran variedad de controversias que distraen el mundo, lo único que me parece que hacen los eruditos de distintos bandos, al polemizar unos con otros, es hablar diferentes idiomas.

John Locke, Chapter X of Book III of An Essay Concerning Human Understanding.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s