TCP

I’ve started a project called The Calibre Project —I randomly pick up a book from my library, read it, and comment it on my blog. No further choosing and no rejecting or substituting, and no no commenting.

First book it came out of the random command was book #3155, Solo para adultos, by Asa Akira. Asa’s a renowned porn star, and this book is her memoirs, kind of. Awfully interesting, of course —where else can you hear first hand the ins and outs of such a peculiar profession?

Empecé este libro con la esperanza de arrojar una luz diferente sobre la industria que tanto adoro. No se puede decir que todos los días sean de vino y rosas, pero me da la sensación de que nunca se ha escuchado la voz sincera y sana de alguien que lo ve desde dentro.

And then:

Todo el mundo ha visto hasta el más pequeño pliegue de mis partes íntimas, pero, aun así, siento que este libro es la aventura que más expuesta me ha dejado hasta el momento.

Is their enjoyment real or fake? (adult content ahead, skip if not adult enough):

Mientras el cuerpo de Monica se retorcía, me situé delante de la cámara y le cubrí la boca con la mano. Le di una última oportunidad de tomar aliento antes de tapársela bien y empezar a frotarle el clítoris con fuerza mientras Bobby enterraba la polla en ella. No la solté ni dejé de frotarla, a pesar de lo mucho que intentó liberarse. Su orgasmo se mantuvo otros diez segundos, y sus gritos apagados escaparon de vez en cuando entre mis dedos, hasta que le permití que respirara con libertad. Mientras ella se relajaba después de un clímax tan intenso, dejé un reguero de besos desde su rodilla hasta los dedos de los pies, que se flexionaron cuando Bobby rozó el punto justo con su verga.

Bobby tiene una polla genial para el porno. Grande, recta, de color uniforme. En aquel momento brillaba debido a la lubricación vaginal de Monica, tanto que parecía que la chica la estuviera pariendo. Me agaché para chupar el flujo y, mientras volvía a introducirlo en su coño, me escupí en el dedo y lo deslicé lentamente en su ano. Ella gritó pidiendo más, así que le metí otro. Observé cómo la polla de Bobby entraba y salía de su coño mientras yo introducía los dedos en su culo. Noté la cámara sobre mi hombro, tomando un primer plano del hechizante movimiento.

Hicimos que se corriera de nuevo y aparté a Bobby del plano mientras me encaramaba encima de Monica para besarla. Luego ascendí un poco más para ponerle mi coño en la cara. Pilló la indirecta enseguida y me lo comió hasta que me corrí y me tumbé de espaldas. Consciente de que la cámara enfocaba mi cara, me follé la polla de Bobby con la mirada y me lamí los labios. No me resultó difícil, ya que necesitaba una verga. Me gusta que me coman el coño tanto como a cualquiera, pero cuando hay una polla en acción, es algo así como ir a un asador de carne y pedir pescado.

Como si fuéramos animales hambrientos de sexo, Monica y yo nos turnamos para montar la polla de Bobby durante las tres siguientes posiciones. Al final, mientras Monica volvía a ofrecerle el culo a Bobby, yo me agaché y le lamí el ano a él. A los chicos europeos les gusta eso. Bobby gimió, y supe que estaba a punto de correrse. Seguí lamiéndolo hasta que finalmente alargó el brazo hacia atrás y me agarró del pelo para apartarme de su culo. Cogió a Monica de la cabeza también y nos colocó a ambas de rodillas delante de él para correrse en nuestra cara y en nuestra boca. Mientras el semen se deslizaba por mi rostro, Bobby me agarró del brazo, me llevó hasta el sofá que había al fondo, me inclinó sobre él y me folló hasta que alcancé otro orgasmo. Me dejé caer hasta quedar de rodillas y gateé hasta Monica. Escupí el semen que me quedaba en la boca sobre su coño. Utilicé la rodilla para empujarme la mano e introduje el semen con los dedos dentro de ella. La follé así hasta que se le nublaron los ojos y llegó al clímax una vez más. Nos besuqueamos mientras los ritmos de nuestros corazones se relajaban, y el director gritó: «¡Corten!».

Go figure!

Second book was book #1172, MBA Personal by Josh Kaufman. The author claims that he can teach you, for the price of his book, what you get for 150000 $ in an Ivy League MBA course. Without the credentials, that’s it.

I tend to believe him.

The book’s fine, and the citations on top of each chapter, superb:

Cuidado con los cerebritos que van con una fórmula debajo del brazo —Warren Buffet.

El mercado es lo más importante; ningún equipo estelar ni ningún producto fantástico le salvarán de un mal mercado. A los mercados inexistentes les da igual lo listo que sea —Marc Andreessen.

Lo que importa más nunca debe estar al servicio de lo que importa menos —Goethe.

No vaya por ahí diciendo que el mundo está en deuda con usted. El mundo no le debe nada; estaba ahí antes que usted —Mark Twain.

Si no se avergüenza de la primera versión de su producto es que lo ha lanzado demasiado tarde –Reid Hoffman, fundador de LinkedIn.

Si quiere tener público, empiece una pelea —Proverbio irlandés.

Le guste o no, la percepción del mercado se convierte en su realidad — Howard Mann.

Llegar a acuerdos es el arte de cortar un pastel de tal manera que todos crean que su porción es la más grande —Ludwig Erhard.

Ha gastado usted 150000 dólares en estudiar algo que habría podido aprender en la biblioteca pública por cincuenta pavos, si se hubiese retrasado en las devoluciones —Matt Damon en ‘Good Will Hunting’.

El secreto de la vida es ser honesto y jugar limpio. Si usted es capaz de fingirlo, lo ha conseguido —Groucho Marx.

And many, many more.

Very good films I’ve seen this year

KISS ME, STUPID (1964)
Billy Wilder
Dean Martin, Ray Walston, Felicia Farr, Kim Novak, Cliff Osmond.

An extraordinary film, fun from start to end, tender and deep, so good-humored in its criticism that you may not notice it, and brave and defiant at the mores of the time — indeed a piece of art.

TOKYO STORY (1953)
Yasujiro Ozu
Chishû Ryû, Chieko Higashiyama, Sô Yamamura, Setsuko Hara.

Isn’t life disappointing?‘, asks one of the characters, ‘Yes, it is‘, answers another. And that’s what this film is about —disappointment as a matter of fact, as the way life develops itself; an existential, not particular, disappointment, and as such accepted and not resented it. Beautiful quiet acting upon an almost nihilist script, in which very little happens, devoid of bluntness and drama, and so real and deep for that very reason.

ZOMBIELAND: DOUBLE TAP (2019)
Ruben Fleischer
Woody Harrelson, Jesse Eisenberg, Emma Stone, Abigail Breslin, Zoey Deutch.

Fun, which is rare.

THE MISFITS (1961)
John Huston
Marilyn Monroe, Clark Gable, Montgomery Clift, Eli Wallach, Thelma Ritter.

Splendid filming, acting and scripting. The story goes deep under the pretense of everyday life.

OLEANNA (1994)
David Mamet
William H. Macy, Debra Eisenstadt.

The dystopia this film announced in 1994 has become the world we live in in 2020. Masterful use of the telephone interruption technique. Great acting.

JOJO RABBIT (2019)
Taika Waititi
Roman Griffin Davis, Thomasin McKenzie, Scarlett Johansson, Taika Waititi, Sam Rockwell, Alfie Allen, Rebel Wilson.

A wonderful film, moving and fun, original, made with an unusual forgiving human touch which makes it truly enjoyable.

SPRING, SUMMER, FALL, WINTER… AND SPRING (2003)
Ki-duk Kim
Yeong-su Oh, Jae-kyeong Seo, Young-min Kim, Yeo-jin Ha, Ki-duk Kim.

Beautiful, surprising, profound… and beautiful. Astonishingly so. Never miss your doors.

Bugs, preachers, lovers

My name’s Sedgwick,” he said. “I’m traveling through this country looking for bugs.” “I bet you found plenty,” July said. “What do you do with bugs?” Joe asked, feeling that the man was the strangest he had ever met. “I study them,” the man said. Joe hardly knew what to say. What was there to study about a bug? Either it bit you or it didn’t.

Larry McMurtry, Lonesome Dove.

“Yo lo vi a Lazarus Morell en el púlpito —anota el dueño de una casa de juego en Baton Rouge, Luisiana—, y escuché sus palabras edificantes y vi las lágrimas acudir a sus ojos. Yo sabía que era un adúltero, un ladrón de negros y un asesino en la faz del Señor, pero también mis ojos lloraron.”

Jorge Luis Borges, Historia universal de la infamia.

In reality, there are rarely squabbles over “nothing” in Rabih and Kirsten’s marriage. The small issues are really just large ones that haven’t been accorded the requisite attention. Their everyday disputes are the loose threads that catch on fundamental contrasts in their personalities.

Alain de Botton, The Course of Love.